Partir à New York, Blog voyage

Todo sobre el puente de Brooklyn: qué ver y qué hacer

Cruzar el puente de Brooklyn es absolutamente fantástico, es uno de los monumentos más prestigiosos y visitados de Nueva York. El puente tiene casi 2 kilómetros de longitud y cruza el East River, conectando Brooklyn con la isla de Manhattan y ofreciendo una impresionante vista del horizonte de Nueva York. Las mejores vistas de Nueva York están aquí.

El puente de Brooklyn en cifras

  • Peso: 15.000 toneladas, excluyendo los pilares y los cables
  • Longitud total: 1.830 metros
  • Altura desde el agua: 48 metros
  • Anchura del puente: 26 metros
  • Tráfico medio diario: 150.000 vehículos, 1.800 bicicletas y 3.000 peatones
  • Número de plantas: 2 (sólo los vehículos pueden utilizar la planta inferior, que se puede utilizar en ambas direcciones a lo largo de 6 carriles. El nivel superior está reservado exclusivamente para los peatones y las bicicletas)

Cruzar el puente de Brooklyn: una actividad gratuita e imprescindible en Nueva York

Por si aún no estás convencido, te dejamos tres razones para añadir el cruce del puente de Brooklyn a tu agenda, especialmente si es tu primer viaje a Nueva York.

  • Este es uno de los paseos a pie o en bicicleta más bonitos que se pueden hacer en Nueva York
  • La vista del skyline de Manhattan y del East River es magnífica
  • Es el puente más bonito y famoso de Nueva York. Su arquitectura es impresionante.

Dedica al menos 30 minutos para cruzar el puente de Brooklyn (ida), pero puede que necesites más tiempo si piensas pararte a hacer fotos.

¿Cómo llegar al puente de Brooklyn?

Llega al puente de Brooklyn desde el lado de Manhattan

La entrada a Manhattan está en Centre St. El paseo comienza frente a la salida del metro del Puente de Brooklyn – City Hall. Las señales indican claramente el camino.

Cómo llegar al puente de Brooklyn en metro (lado de Manhattan)

4 5 6 Brooklyn Bridge – City Hall

J Z Chambers St.

Llega al puente de Brooklyn desde el lado de Brooklyn

La entrada en el lado de Brooklyn está en la intersección de Tillary St. y Adams St. El paseo comienza justo en medio de la intersección, así que no puedes perderte la entrada.

Cómo llegar al puente de Brooklyn en metro (lado de Brooklyn)

A C High St.

2 3 Clark St. ou Borough Hall

4 5 Borough Hall

R Court St.

Cuidado con los ciclistas en el puente de Brooklyn

Como hemos dicho antes, el paseo está reservado a los peatones y a las bicicletas. Hay un carril bici en el centro del puente, por favor, respétalo y evita caminar por él, ya que es especialmente molesto para los ciclistas…

Una impresionante vista del horizonte de Manhattan

No olvides tu cámara de fotos. La vista del horizonte de Manhattan es simplemente magnífica, esto es lo que te espera:

  • A la izquierda (de espaldas a Brooklyn): descubrirás el muelle 17. Y si el tiempo está soleado o no hay nubes, podrás ver la Estatua de la Libertad en la distancia. También verás las nuevas torres del World Trade Center.
  • A la derecha, se puede ver el Empire State Building entre todos los rascacielos de Midtown.
  • Mira hacia abajo y verás el enorme flujo de coches que pasan por debajo de ti (el puente de Brooklyn tiene dos niveles: ciclistas y peatones en la parte superior y vehículos en la inferior)
  • Por último, mira al cielo, no olvides capturar en una foto los míticos cables entrecruzados de este puente.

Y, por supuesto, todo el horizonte del distrito financiero es magnífico.

¿Hay que cruzar el puente de Brooklyn de día o de noche?

Tanto si cruzas el puente de día como de noche, serás testigo de dos espectáculos completamente diferentes. Por la noche, descubrirás el puente y la ciudad iluminados, ¡un momento mágico! Así que no dudes en cruzar el puente varias veces durante tu viaje.

Al otro lado del puente: Brooklyn Bridge Park

La ruta no termina aquí. Cuando estés en el lado de Brooklyn del puente, descubrirás los barrios de Brooklyn Heights y DUMBO.

Gira a la derecha al salir del puente y te encontrarás en calles estrechas con árboles. Es una zona de moda con muchos cafés y restaurantes y un ambiente de barrio pequeño o incluso de pueblo acogedor. Un paseo a lo largo del río (Brooklyn Bridge Park) te proporcionará una de las vistas más hermosas de Manhattan.

El desarrollo del puente de Brooklyn

Te contamos algunos detalles para que termines de enamorarte del puente de Brooklyn:

Un poco de historia

La ciudad de Nueva York y Brooklyn (que eran independientes entre sí hace décadas) experimentaron un fuerte auge demográfico en el siglo XIX (de 220.000 habitantes en 1830 a 1 millón en 1860 para las dos ciudades). Por lo tanto, parecía necesario unirlos para facilitar la circulación de personas y mercancías. En 1866 se aprobó una ley para su construcción.

La accidentada construcción del puente de Brooklyn

Fue John A. Roebling, ingeniero de origen alemán, quien elaboró los planos del puente de Brooklyn y creó el cable metálico: una auténtica innovación tecnológica. Las obras comenzaron en 1867, pero al cabo de dos años, Roebling murió de tétanos tras una lesión en el pie. 

Su hijo Washington asumió la dirección de la obra. Este último sufrió un grave accidente que le dejó paralizado y postrado en la cama, pero se las arregló para supervisar las obras con prismáticos.

Finalmente, el puente de Brooklyn se inauguró en 1883.

¿Le ha resultado útil este artículo?

Recomendar con una calificación

Rate this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *